jueves, 8 de octubre de 2009

El Perú es un país en desarrollo, su Índice de Desarrollo Humano fue de 0,788 en 2006El 36,2% de su población se encontraba (al final del año 2008) en la línea de pobreza. Según la América Economía y el Fondo Monetario Internacional, el Perú se sitúa en el año 2008 con la segunda inflación más baja del mundo después de Francia y por lo tanto una de las economías más sólidas de la región.De acuerdo a lo publicado por la escuela de negocios suiza IMD, el Perú en el 2008 se encontraba en el puesto número 35 del ranking mundial de competitividad. La economía peruana es considerada con un nivel de crecimiento notable respecto a las otras economías del mundo, solo comparable a aquel de China. La economía del Perú mostró hasta mediados del año pasado el crecimiento más vigoroso de toda la región, medido en términos del Índice de evolución económica. Con un valor base para el año 2005 igual a 100, el indicador alcanzó un màximo de 190,6 en abril de 2008. Pero a partir de ese momento, la crisis financiera global impactó de lleno en su sistema económico y el índice cayó más del 22 por ciento. En enero de 2009, su valor es de 148,2 puntos y muestra un declive de diez puntos porcentuales respecto de igual mes del 2008. La comparación anual refleja que los sectores más afectados por la crisis fueron el Mercado de capitales, por el desmoronamiento de la bolsa de Lima y el Sector Público. En sentido inverso, es buena la evolución de Actividad y precios y del Sector bancario.El contexto internacional ha sido poco favorable en el 2008. La crisis financiera iniciada en Estados Unidos a mediados del año anterior se agudizó en el 2008 y se propagó al sector real y al resto del mundo.Con ello, la economía mundial inició un proceso de desaceleración que terminó por afectar a las economías emergentes, con mayor intensidad a partir desetiembre de 2008.A pesar de ello, la actividad económica en Perú registró en el 2008 una expansión anual de 9,8%. El PBI mantuvo un elevado dinamismo durante los primeros tres trimestres, en los que creció más de 10% interanual, para luego desacelerarse en el cuarto trimestre,en línea con la profundización de la crisis internacional.A pesar de este resultado, la actividad económica acumula treinta trimestres de expansión ininterrumpida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario